SOBRE EL COACHING INTEGRAL

La Teoría Integral es un marco o estructura global que incluye las percepciones clave de las mas grandes tradiciones del conocimiento en el mundo. La conciencia obtenida a partir de todas las verdades y perspectivas permite al pensador Integral aportar nueva profundidad, claridad y compasión a todos los niveles de la empresa humana – desde el desbloqueo del potencial individual al encuentro de nuevos enfoques en problemas a escala global. (Definición extraída del Integral Institute; ver Enlaces)

Integral Coaching es un estilo de coaching que lo abarca todo; literalmente toda visión de la vida, todo aspecto de la cultura y la individualidad humanas pueden contenerse en un enfoque Integral.

Para ser un Integral Coach se necesita no solo tener incorporada una comprensión profunda del enfoque Integral, sino también vivir de acuerdo a ello. Como Integral Coach estoy entrenada para mirar todas las áreas de tu vida, entender de qué forma están conectadas y cómo se influencian mutuamente.
En otras palabras: Integral me proporciona el medio de tomar en cuenta todos las perspectivas acerca de ti. No hay una parte de ti que se quede al margen, incluso las paradojas y los aspectos conflictivos que presentas son esenciales en este trabajo. La gran ventaja es que, al no descuidar ningún aspecto de tu vida, cuando comienzas a trabajar en tus objetivos tu totalidad es tenida en cuenta, y todo tu ser se mueve de forma sostenible en la dirección de tus deseos.

He seguido un curso de formación muy riguroso, el Integral Coaching Certification Program (ICCP) impartido en Ottawa por Integral Coaching Canada, escuela líder en coaching Integral y asociada al Integral Institute. Es un programa semipresencial de dos años, uno de los pocos que sobrepasa el requerimiento de la International Coach Federation (ICF) para acceder al nivel de acreditación de Master Certified Coach (más de 200 horas de clase).
ICF es el principal referente y órgano rector internacional para la acreditación en el campo de coaching. Yo estoy acreditada al nivel de Professional Certified Coach (PCC), que requiere más de 750 horas de experiencia con clientes. En mi caso tengo acreditadas mas de 1.600 horas, la mayoría de Coaching Empresarial y anteriores a mi certificación Integral; durante años he trabajado utilizando otras licencias internas para coaching corporativo, de Coaching for Performance (Sir John Whitmore), CTI (Coaches Training Institute) y Arbinger (Arbinger Institute).

Mientras la mayoría de los estilos de coaching utilizan un modelo o marco específico, el enfoque Integral utiliza el más amplio marco conocido. Esta universalidad es lo que lo define. De hecho, debido a su diseño, Integral Coaching puede sintetizar los otros modelos y métodos de coaching (psicológico, sistémico, relacional, cultural, de comportamiento, etc.). Ello me permite utilizar el enfoque más apropiado para beneficiar a cada cliente. No me siento limitada por los confines de un marco específico.
Integral Coaching honra y tiene en cuenta todo tu ser. Esto significa que todos tus aspectos son bienvenidos, invitados a mostrar su influencia en tu vida. Tu totalidad se involucra y evoluciona continuamente a lo largo del proceso. Este estilo de coaching es poderoso porque irás viendo lo que sucede en tu vida, además de entenderlo y sentirlo.

No. Los precios del mercado para coaching varían no tanto con las escuelas de coaching como por la valía o prestigio del coach, y según a quien van dirigidos: si paga una empresa o el individuo. El precio del Coaching Integral está en un intermedio entre las escalas del coaching personal y empresarial. No hace una distinción entre la vida pública y privada de un cliente y por tanto cierra el hueco entre ambos tipos de coaching.
Por otro lado no todos los servicios de coaching son equiparables. Aunque hay coaches excelentes en todas partes, un Coach Integral tiene detrás de sí un aprendizaje exhaustivo, y practica una metodología de vanguardia rigurosamente enraizada en la Teoría Integral.

Como Integral Coach puedo impulsarte a muchos niveles, como por ejemplo a:
• Alcanzar objetivos importantes y significativos para ti
• Desarrollar las capacidades y habilidades que te ayudarán a conseguir tus objetivos
• Hacerte más consciente de los comportamientos que conllevan tendencias que te limitan
• Encontrar formas de abordar barreras y retos que parecen abrumadores, o en los que te encuentras estancado hace tiempo
• Entenderte a ti mismo y a otros de una forma más amplia, que permita mejorar tus habilidades de comunicación y de relaciones personales
• Lidiar con los cambios en tiempos de transición
• Revitalizarte y sentirte pleno en tu vida, carrera y relaciones

Absolutamente no. La mayoría de mis clientes lo desconocen. Si me parece que algún concepto específico puede ser útil para ayudarte a entender algo mejor, en ese caso te lo presento. Sin embargo, el enfoque Integral es algo que opera entre bambalinas, en el proceso mismo. Tu simplemente vives sus beneficios.

La Practica Integral De Vida es un programa exhaustivo, orientado al desarrollo de la salud física, el equilibrio emocional, la lucidez mental y el despertar espiritual del ser humano. Debe ser individualmente diseñado para entrenar a una persona para su vida. La premisa fundamental es que si una persona desea evolucionar, crecer y madurar de una forma continuada, existen prácticas que han sido consistentemente investigadas para demostrar que proporcionan un auténtico desarrollo transformativo.
Mientras muchas de estas prácticas existen desde hace tiempo (algunas desde hace miles de años), la estructura de la Practica Integral De Vida como tal se ha formalizado recientemente. Pioneros de la investigación sobre la transformación humana han desarrollado maravillosos marcos que permiten un crecimiento sostenible en un formato holístico o integral. Se trata de un programa poderoso para personas que toman muy en serio su desarrollo personal. Libertad, plenitud y diversión son parte del rigor de una Practica Integral De Vida.
Consúltame si quieres más detalles: este es un programa que puedo adaptar y seguir para un cliente comprometido.
(Siglas conocidas en inglés son ILP o Integral Life Practice, e ITP o Integral Transformative Practice).


DISTINCIONES BÁSICAS

Un Coach Personal (“Life Coach”) trabaja contigo para alcanzar objetivos en áreas de tu vida privada, áreas que bien pueden involucrar o afectar a tu vida profesional o tus actividades empresariales. El foco de un Coach Empresarial (“Executive Coach”) es ayudarte a mejorar en las dinámicas específicas del negocio en que trabajas. Con frecuencia es la propia empresa la que paga la sesión de coaching de su directivo o empleado; en ese caso se combina el objetivo empresarial con la motivación personal de mejora o alineación a dichos objetivos por parte del sujeto cliente de coaching.
Integral Coaching encaja maravillosamente en empresas y organizaciones, porque proporciona un marco riguroso para el crecimiento en grupo o individual, normalmente en contratos de 6 a 12 meses.

No. Para el Coaching Integral el desarrollo ocurre a través de muchas facetas de la vida del cliente, cruzando de hecho las barreras entre “life coaching” o coaching personal y “executive coaching” o coaching empresarial. Al tomar en cuenta la totalidad de quien tu eres, el trabajo no se limita a tu vida personal o a tu vida profesional. El tema de interés que traes al proceso de coaching es el que determina en que se enfoca el trabajo, pero los cambios experimentados suceden en todos los terrenos de tu vida.

Efectivamente, Integral Coaching debería ser comparado con programas de formación y desarrollo personal del mas alto nivel, en vez de compararse con terapias o coaching personal tradicional; especialmente en el caso del coaching Empresarial o Corporativo. La diferencia con un curso de desarrollo diseñado para un grupo de personas con diferentes facultades, conciencia de si mismos etc. es que Integral Coaching consigue un desarrollo personal o profesional altamente individualizado.

En lo concreto, el coaching se enfoca al presente y al futuro, mientras que la terapia con frecuencia se ocupa de la sanación emocional y sus raíces en el pasado. El coaching suele ser más corto, y requiere del cliente el trabajar asiduamente en sus objetivos de desarrollo. La terapia trabaja el darse cuenta del cliente para proporcionar alivio a su malestar o aflicción; el coaching posibilita, capacita al cliente mediante el desarrollo de habilidades específicas. La terapia no suele emplear prácticas para facilitar el desarrollo de nuevas capacidades.
En el caso del Coaching Integral una distinción importante es que al final del proceso serás capaz de generar tus propias prácticas y de tener una comprensión clara acerca de hacia donde dirigir tu desarrollo y crecimiento, y de como mantener ambos centrados en los objetivos identificados en el programa de coaching, sin el coach. Esto no es algo que recibas normalmente tras trabajar de 4 a 9 meses en una terapia.
Un coach te ayuda a clarificar tus metas o deseos, y trabaja contigo en un plan para alcanzarlos. Un terapeuta te ayuda a entender y lidiar con un problema o dificultad que estés teniendo. Utiliza métodos terapéuticos, mientras que un coach utiliza métodos programáticos.

Cuando se trata de un trabajo de transformación, de desarrollo, somos seres humanos completos e impactamos nuestra totalidad. En cuanto trabajamos por ejemplo nuestra capacidad mental o habilidades intelectuales, impactamos algún otro aspecto de nosotros mismos, sea emocional, espiritual o físico. Por tanto, desarrollar una competencia en un contexto de coaching puede sacar a la luz tus aspectos interiores sensibles. Es probable que esto te cause desazón o incomodidad. Esto es una buena indicación de que puedes encontrarte fuera de tu zona de comodidad, y por tanto de que te mueves hacia lo que puede suponer un cambio considerable.
A veces se percibe una área gris entre ambos enfoques; por ejemplo, puedes estar acudiendo a un terapeuta cuando psicológicamente estás sano y lo que necesitas es un cambio importante en tu vida. Puedes recibir alguna orientación durante una sesión de coaching. O si estás en un proceso de coaching, dependiendo de la formación y experiencia del coach, es posible que éste incorpore técnicas terapéuticas en una sesión o en una práctica entre sesiones, si ambos creéis que puede ayudar al trabajo de coaching. En mi caso personal, tengo formación y experiencia como terapeuta transpersonal.

Si. El coaching trabaja bien en paralelo a una terapia, si el cliente quiere participar en ambas. Un Integral Coach se adhiere a un código ético estricto, y te recomendará seguir una terapia si tu tema se puede llevar mejor desde esa perspectiva, o cuando una combinación de ambos sistemas sea un mejor enfoque para ti.
En mi trabajo contigo permanezco siempre atenta al amplio rango de posibilidades que podrían ayudarte a conseguir tus metas. Si surge algún punto que parezca requerir técnicas específicamente terapéuticas, entonces te sugeriré ver a un especialista. Como hay muchos tipos de terapias, podemos debatir qué estilo sería el mejor para ti. Es posible que pueda hacerte recomendaciones concretas.

No. Una sesión de coaching puede ser más cara que una sesión media de terapia, pero son menos frecuentes (cada 2-3 semanas) y el proceso es más corto en el tiempo.
Una buena relación de Integral Coaching requiere un compromiso sustancial por parte del coach y del cliente. El valor y la profundidad de este trabajo es lo que guía el coste de sus programas. Un programa de Integral Coaching bien diseñado y rigurosamente mantenido requiere del coach una significativa cantidad de tiempo y energía fuera de las sesiones con el cliente: el desarrollo inicial supone entre 3 y 5 horas de trabajo, y cada sesión posterior al menos 1 hora de preparación y seguimiento, incluyendo el desarrollo y ajuste de las prácticas. Normalmente el trabajo del terapeuta se reduce a la sesión con el cliente.

Las personas podemos sentirnos atascadas en un área, o varias, o en la vida en su conjunto. Trabajaremos juntos para definir exactamente que es lo que deseas cambiar. Lo que se revela cuando empiezas a trabajar puede influenciar otras áreas de tu vida en las que inicialmente te sientes a gusto. Lo que es fascinante acerca de este trabajo, e importante para ti considerar, es que eres tu misma quien cambia, no simplemente “cosas” acerca de ti. Dicho esto, el foco y el plan de tu programa siempre se alinea con las áreas específicas de tu vida que quieres desarrollar.

Como parte del código ético profesional, toda la información compartida durante las sesiones es privada y confidencial. Incluso si tu empresa paga por tu coaching, las conversaciones entre nosotros son privadas.
Sin embargo, un coach puede en algún momento compartir información de forma anónima con otro coach o un mentor, con el fin de recibir una opinión profesional.
Por ley, los registros de coaching pueden ser objeto de citación.


EL PROCESO DE COACHING

Las sesiones presenciales tienen lugar en Las Matas, a dos minutos de la estación de tren de cercanías de Madrid y de la parada de autobuses a Moncloa. En casos especiales consulta conmigo.
Las sesiones son informales y relajadas. Ven cómodo y tranquilo al espacio compartido. Está basado en la confianza mutua y hecho a tu medida.

Se llama así al coaching no presencial, es decir, por teléfono o internet, o a través de email.
Yo hago coaching por teléfono (quedamos a una hora y tu me llamas a mi) y por internet: utilizo Skype o iChat (aplicación de Mac) para trabajar con video cara a cara con clientes.

Si. De hecho, ha sido el idioma predominante en mi faceta de coaching empresarial, durante 16 años de trabajo internacional; utilizando herramientas propias de la corporación. En la actualidad, cuando trabajo internacionalmente suelo utilizar Skype o iChat, por supuesto también en español. Cuando hay diferencia horaria acordamos el horario más cómodo para ambos. Y siempre es un placer encontrase personalmente si hay ocasión.

Si. Dependiendo de la situación, necesitaremos acordar la duración de las sesiones, su lugar y el precio correspondiente. El Programa de Coaching Condensado es un prerrequisito individual para cualquier forma de coaching grupal.

La sesión inicial de contacto, de unos 15 minutos y normalmente por teléfono, da paso a una sesión presencial (o en video online) de pre-coaching, gratuita y sin compromiso de continuación..
Las dos primeras sesiones del proceso de coaching duran unos 90-120 minutos, dado que cubrimos un montón de terreno y de material en ellas. Las siguientes sesiones duran aproximadamente 60-75 minutos. Unas y otras podrían alargarse sobre la marcha si es necesario más tiempo.
Las sesiones de Asesoría Integral se reservan en bloques de 30 minutos, y la duración media es de 90 a 120 minutos.
Para precios y ofertas consulta los detalles en el documento de Tarifas en la web.

Eso depende de lo que la persona desee conseguir y de qué tipo de programa elige. Un cambio que dure requiere una atención constante para construir una nueva forma de ser y hacer.
Al comienzo de un proceso de Coaching Extendido hago una estimación de la duración del programa. Lo más frecuente es trabajar entre 4 y 9 meses. Se trata de una estimación basada en quien eres, donde estás y qué quieres alcanzar. Según avanzamos en el proceso revisamos periódicamente como vamos progresando. Por supuesto, si eliges el proceso de Coaching Condensado la duración es de dos sesiones; aunque podrás solicitar una sesión de seguimiento cuando quieras.
Tu proceso de coaching sirve para alcanzar el nivel de interiorización del cambio que tu desees, y por tanto no es un contrato a plazo fijo; el espacio de tiempo que dedicas a trabajar con un coach depende solo de ti.

En teoría todo el mundo puede recibir coaching, pero no todo el mundo quiere enfrentarse al trabajo que requiere realizar un cambio importante o iniciar su propio crecimiento. Si una persona no quiere abordar sus propias resistencias puede hacerse muy difícil trabajar con ella y ayudarla.

En las dos sesiones de la modalidad de coaching Integral Condensado puedes esperar una amplia y profunda aclaración de tu tema de trabajo y poderosos descubrimientos sobre la perspectiva con la que lo abordas actualmente; así como la percepción sobre esa nueva forma de relacionarte con tu tema que a la larga permitirá que lo enfoques de forma diferente. También recibes un programa de coaching personalizado que traza un plan para construir los músculos que te moverán hacia esa nueva forma de ser y hacer.

Por supuesto; de hecho es una opción frecuente para los clientes a los que les gusta probar primero el Coaching Integral, y deciden continuar acompañados una vez reciben su programa personalizado, o incluso después de empezar a trabajar en él. Si decides continuar adaptaremos el programa de coaching, en particular los objetivos de desarrollo hacia tu meta, pues no es lo mismo un programa diseñado para trabajar por tu cuenta que un trabajo acompañado a lo largo del tiempo.


SOBRE EL COMPROMISO MUTUO

Te comprometes a involucrarte en el Programa de Coaching que he diseñado para ti y adaptado y acordado contigo, para que hagas avances significativos en tu tema de coaching. Eres responsable de mantener tus sesiones de coaching cada 2-3 semanas, y de activamente trabajar en las prácticas entre sesiones, diseñadas a tu medida y foco de tu progreso en el programa de coaching. También eres responsable de estar dispuesto a probar y hacer cosas a las que puedes no estar habituado … porque es así como se ve de una forma diferente y se evoluciona. Por último, eres responsable de hablar con honestidad conmigo sobre lo que funciona y lo que no funciona para ti en el proceso, para adaptar o corregir lo que sea necesario.

Puedes parar en cualquier momento. Dependiendo del punto en que estés en el proceso, una sesión de Cierre es muy beneficiosa para recoger y fijar el progreso que has conseguido con tu trabajo.

Las prácticas y ejercicios de auto observación no son “deberes” como en el colegio, porque no van a ser corregidos ni controlados. Las prácticas o ejercicios que te doy para hacer entre sesiones están diseñadas para dos cosas: primero, para mostrarte los esquemas en los que te mueves, de qué forma te impiden avanzar hacia tus metas, y como se generalizan dichos esquemas en tu vida. Segundo, para construir nuevas perspectivas y habilidades que serán necesarias para moverte desde donde ahora estás hasta donde deseas estar.
Cada cliente necesita diferentes prácticas o técnicas para su situación, única en si misma. Puede consistir en hacer algo en particular antes de volver a reunirnos. Puedo pedirte que sigas una práctica diaria durante un tiempo. Con frecuencia supone la reserva de un tiempo para reflexionar sobre algo y tomar notas. O puede también consistir en ir a alguna parte o ver a alguien para experimentar un beneficio. Cada práctica está diseñada específicamente para ti, basada en donde estás y hacia donde te diriges.

Normalmente siempre habrá algo para que te lleves; las prácticas son un elemento esencial en todo programa de coaching que diseño. Cada sesión nos da el material natural y me informa a mi sobre tu rumbo. La intención de las prácticas no es la de sobrepasarte ni ocupar tu tiempo. Pediré continuadamente tus comentarios acerca de cómo encajan las prácticas en tu vida, y haré ajustes para adaptarlas a tu realidad. El propósito es impulsar y ampliar quien tu eres, moldeando nuevas formas de ver y de moverse. Las prácticas te dan lo medios concretos y los métodos que son necesarios para seguir tu propio camino y alcanzar tus deseos. Es la práctica, no las ideas, lo que da forma a tu vida.

Si no haces una práctica, no obtienes los beneficios de esa práctica en particular. Exploraremos que sucede con ella y contigo, veremos qué significa respecto a tu vida en ese momento y de qué forma se relaciona con tu progreso. Las prácticas se modelan continuamente para encontrarte exactamente donde estás. Cuando tengas dificultad con una práctica te sugiero que te pongas en contacto conmigo para ver lo que pasa y ajustar lo que sea preciso.
En el caso de que a lo largo del tiempo te muestres sistemáticamente poco inclinado a abordar realmente tu propio proceso de cambio, lo mejor para ambos es que definamos conjuntamente un plan para terminar nuestro trabajo.

Aunque no es necesaria ninguna preparación especial, mi sugerencia es que empieces a pensar en el tema en el que quieres trabajar, y reflexiones sobre el motivo que lo hace importante para ti. El artículo “Elegir mi tema de coaching” puede ayudarte en la tarea.
También es útil anotar cualquier pregunta o detalle importante que quieras mencionar, para asegurarte de que no lo olvidas. Puedes traer material para tomar notas durante la conversación, si así lo deseas.
Es importante que hagas los preparativos necesarios para asegurarte de que no tendrás interrupciones durante la sesión.

Eso no es un problema. Si vienes a la primera sesión con una idea general de en qué te gustaría trabajar y la voluntad de mirar esa idea desde diferentes ángulos, podré trabajar contigo para llegar a un mayor nivel de claridad acerca de para qué puede ser beneficioso el proceso en tu caso.
Mientras lo decides es útil preguntarte: ¿qué es lo que mas deseo en este momento? ¿qué creo que me falta, que me parece inalcanzable? ¿dónde hay estancamiento en mi vida? ¿qué me produce dolor? Cualquier cosa, grande o pequeña puede ser un buen tema de coaching.
Para más información puedes leer el artículo “Elegir mi tema de coaching” en el blog.

En nuestra conversación inicial, y después durante nuestra Sesión de Entrada, ambos nos aseguramos de que el coaching es lo mejor para ti en este momento y es exactamente lo que tu quieres hacer. A lo largo de todo el proceso posterior revisamos periódicamente el progreso hacia tus objetivos de desarrollo, y así obtenemos una indicación sobre si necesitamos ajustar el propósito del programa, o el programa mismo.
Es muy recomendable mantener un diario de coaching en el que anotar tus impresiones. A través de este ejercicio sabrás mejor que nadie como valorar el beneficio del programa para ti.
Es importante que en cualquier momento compartas conmigo tus inquietudes, y te animo a que lo hagas en confianza para que podamos hacer las modificaciones necesarias, o para que demos fin a la relación de coaching si eso es lo que mas te conviene.

Amor, compasión, profundidad, sabiduría, creatividad, integridad, sentido del humor, intuición y rigor. Unidos a una transparente comodidad en el no saber.
Como coach, trabajo intensamente para entender quien eres tu, para diseñar tu programa individualizado y tus prácticas, para darte soporte y ayuda mientras progresas hacia tus objetivos, y lo hago tan completamente como soy capaz. Por eso requiero un nivel de compromiso similar por parte de mis clientes. Yo puedo ayudarte a encontrar la puerta, pero tu eres el que debe atravesarla.